Imaginar una analogía entre el comportamiento de los personajes de la popular saga
cinematográfica Piratas del Caribe y cómo se desarrolla el mundo de los negocios a escala
internacional puede parecer un poco loco o, tal vez, incluso frívolo. Sin embargo, la forma en que interactúan algunos de los principales poderes socioeconómicos y políticos en el entorno global se puede explicar ejemplificándolo a través de la popular saga cinematográfica.

De hecho, en el filme Piratas del Caribe: La Maldición de La Perla Negra, las diferentes formas de liderazgo y de gestión de equipos de los personajes pueden aplicarse como marco de referencia para comprender la interconexión y resultados de tres de los grandes acontecimientos mundiales en el ámbito político que tuvieron lugar recientemente: El decimonoveno Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, las negociaciones para formar coalición en Alemania y los despidos masivos de General Electrics.

Estos tres acontecimientos están conectados por un vasto sistema de infraestructura industrial, que une empresas y gobiernos con sistemas de transporte, logística, sensores de energía e inteligencia artificial.

Los sistemas, apenas recién nacidos, son los responsables de concebir y diseñar el futuro inmediato y, en consecuencia, existe una batalla global por dominar estas nuevas plataformas.

El resultado de esta batalla global será el que definirá los patrones de liderazgo político global en los años venideros.

Los principales rivales son:
China con su “Nueva Ruta de la Seda”, más conocida por sus siglas en inglés BRI que
responden a Belt and Road Initiative.
Alemania es el otro rival en juego con su puntera industria 4.0.
– Finalmente se une el omnipresente Estados Unidos con Silicon Valley, que aglutina a la industria tecnológica líder a nivel planetario.

Organizaciones con sus propios sistemas de gestión

Cada una de estas organizaciones tiene sus propios sistemas de gestión, actuación y liderazgo.

La iniciativa china (BRI) se caracteriza por una gestión autoritaria, al igual que la Armada Británica en la primera película de Piratas del Caribe.

Weatherby Swann es un líder indiscutible cuya autoridad nadie cuestiona, todo el equipo se limita simplemente a hacer lo que él ordena; su capacidad de creatividad conjunta como organización es, por tanto, ínfima.

En el otro extremo están la industria y la política alemana, que se rigen por las leyes y el consenso. El paralelismo con Piratas del Caribe lo podemos descifrar en el comportamiento del capitán Jack Sparrow.

Todas las personas que le acompañan tienen derecho a opinar y el líder se caracteriza por su humildad.

Muestra de esta humildad es lo bien que encaja Sparrow el puñetazo de su exnovia, admitiendo que se lo merecía por haberle robado su barco.

Por último, Silicon Valley se podría identificar como una organización aleatoria integrada por una multiplicidad de empresas en la que la más poderosa es simplemente la más práctica y útil, en este caso, aportando las soluciones tecnológicas más audaces.

En la cinta de La Maldición de la Perla Negra encontramos la similitud en el Capitán Barbossa y su grupo; a ellos no les queda otra opción que estar juntos así que se soportan en su convivencia.

Sus formas de actuación no responden a un patrón de comportamiento realmente lógico; ejemplo de ello es cuando Elizabeth Swann le exige a Barbossa que le lleve a tierra porque así lo dice el código de honor de los piratas.

Una mente impredecible y guiada por la aleatoriedad

Barbossa le apunta tres razones por las que no tendría la obligación de hacerlo y, tras
enumerarlas, le deja subir al barco. Este tipo de conducta responde a una mente impredicible y guiada por la aleatoriedad.

Las mayores inversiones se están realizando alrededor de estos tres sistemas organizacionales. China está pactando acuerdos con las economías emergentes afectadas por la “Nueva Ruta de la Seda”, la industria alemana 4.0 está remodelando la concepción de energía y Silicon Valley reclama su posición privilegiada como centro de innovación B2B.

Todavía no está claro cómo estas tres organizaciones estarán interconectadas, cómo las empresas responderán ante estos nuevos paradigmas políticos y si se sumarán nuevos rivales, como por ejemplo India.

Por otro lado, actualmente son estos tres sistemas y sus líneas de actuación los que están construyendo el mapa de la nueva era y en Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra podemos encontrar una manera simplificada de hallar respuestas, descifrando los patrones conductuales de sus personajes que pueden servir como base para comprender un poco mejor el funcionamiento del mundo.

Deja un comentario