Barack y Michelle Obama, con sus hijas, en 2016. Foto: Instagram/Obama

El expresidente de los Estados Unidos Barack Obama ha tratado siempre de imbuir a sus hijas Sasha y Malia, durante años, un espíritu de liderazgo, tal como había manifestado en alguna ocasión.

Sin embargo, no había constancia de cuáles eran esos consejos que de manera sostenida en el tiempo ha ido dando a sus hijas. Hace unos días, en un acto organizado por la Fundación Bill y Melinda Gates (la fundación caritativa más grande del mundo), Obama ha desvelado cuáles son esos consejos que de manera frecuente repite a sus dos hijas.

Son estos:

“No rehuir la responsabilidad. Ser responsable es un enorme privilegio”

La primera lección que Obama y su esposa Michelle  han tratado de enseñar a Sasha y Malia es la de no rehuir la responsabilidad. “Cuando eran pequeñas, sus responsabilidades eran pequeñas, como por ejemplo, ‘tenéis que decir cuándo queréis ir al baño”, indicaba Obama durante el acto con Bill y Melinda Gates.

“A medida que te haces mayor, tus responsabilidades crecen”.  Obama agregaba que él y Michelle han tratado de inculcar “valores básicos de hogar” en Sasha y Malia, para ir desarrollando esa responsabilidad con el paso de los años, incluyendo ser amable, considerado, empático y trabajador.

Aunque Sasha, (10 de junio de 2001), y Malia (4 de julio de 1998) siguen siendo prácticamente adolescentes, Obama dice que ser dueño de sus propias responsabilidades es lo que las marca, tanto a ellas como a cualquier persona como “un ser humano plenamente desarrollado. Esto significa que otras personas confían en ti, que tienes influencia y que puedes dejar tu huella”. “Lo que tratamos de fomentar es la sensación de que no es trabajo de otra persona, es su trabajo”, dice Obama. “Esa es una ética que han abrazado.”

Obama, en otra foto familiar con su esposa e hijas. Foto: Instagram-obamawhitehouse

“Si eres ingeniero no tienes por qué dar un discurso”

Obama cree que es un error común pensar que solo hay una manera de hacer las cosas o involucrarse en un proyecto. Indica que Sasha y Malia “elegirán participar de diferentes maneras porque tienen diferentes temperamentos, diferentes fuerzas”.

Según Obama, “uno no tiene por qué elegir dirigir la marcha de protesta”. Otras formas de ser un líder son por ejemplo ser mentores de niños o trabajar en una clínica de salud local, “y eso también marca la diferencia”.

“Si eres un ingeniero brillante, no tienes que hacer un discurso”, dice Obama. “Puedes crear una aplicación fantástica que ayude a la gente“. “Hay un montón de maneras diferentes de contribuir al bien social  y trato de enfatizar eso en mis hijas”, dice Obama.

“Hay que ser persistente. La gente tiende a ser impaciente”

Obama también indicó en este acto de la fundación de Bill y Melinda Gates que la gente tiene tendencia a ser impaciente, porque lo que se intenta, a veces, no se consigue de manera inmediata o no tiene un impacto elevado de salida.

“Nos sentimos decepcionados y frustrados”, dice Obama. “Siempre le digo a la gente que mi trabajo como activista social en Chicago me enseñó mucho, pero no era un trabajo que permitiera poner el mundo patas arriba“.

Obama trabajaba para lograr parques públicos para las comunidades que los necesitaban, programas de continuidad después de la escuela o la creación de un programa de capacitación laboral para los trabajadores despedidos. “Pero esa experiencia luego pude aprovecharla”, indica el ex presidente norteamericano.

Deja un comentario