En España se emite Shark Tank en la cadena Mega, de Atresmedia.

Ocho temporadas, más de ciento setenta y cinco episodios, más de veinte nominaciones, seis galardones televisivos y hasta 10 inversores multimillonarios y billonarios diferentes.

Así es Shark Tank, en español ‘Negociando con Tiburones’, un programa de telerrealidad al que acuden  emprendedores para exponer sus ideas de negocio, habitualmente ya en curso, con la finalidad de obtener financiación para crecer empresarialmente. Para conseguirla, tienen que convencer de la rentabilidad del negocio a inversores de la talla de , propietario de los Maverick Dallas, o Robert Herjavec, conocido líder empresarial en Estados Unidos.

El programa, que fue emitido por primera vez en 2009 en Estados Unidos por la cadena norteamericana ABC, ha resultado todo un éxito, prueba de ello es su audiencia, que supera los cinco millones de espectadores y, también, los premios televisivos con los que ha sido galardonado. Sin embargo, la idea no es original de la cadena estadounidense. El programa que ha inspirado el formato de Shark Tank nació en 2001 en Japón con el nombre de Dragon’s Den, en castellano ‘La Guarida del Dragón’.

En cualquier caso, Shark Tank ha dejado a lo largo de su emisión, todavía en activo, momentos memorables para sus espectadores, pero sobre todo para los emprendedores que han participado.

‘Kisstixx’, el bálsamo labial para besarse

Es el caso, por ejemplo, de los socios Dallas Robinson y Mike Buonomo, creadores de ‘Kisstixx’, un bálsamo labial para parejas que permite, aplicándose en los labios de cada persona un sabor, compartir ambos sabores a través de un beso. Mark Cuban invirtió doscientos mil dólares en esta idea. Después de aparecer en el programa, el tráfico de la web de ‘Kisstixx’ se incrementó en un 3.000% y vendieron cinco mil unidades de su producto.

Inodoro para entrenar a los gatos

Tal vez, uno de los productos más anecdóticos que hayan expuesto los concursantes de Shark Tank haya sido el inodoro para entrenar a los gatos en el control de sus esfínteres, cuyo nombre comercial es ‘Citikitty’.

El producto consiste en arena y una serie de bandejas, la primera sólida y las demás con huecos. Está pensado de tal forma que, con la práctica, el gato aprenda hacer sus necesidades fisiológicas en el inodoro humano en vez de en la clásica caja de arena. Un inversor de Shark Tank decidió financiar el proyecto con cien mil dólares y, la publicidad que atrajo su aparición en el programa, le proporcionaron a ‘Citikitty’ un beneficio de trescientos cincuenta mil dólares en ventas durante ese mes.

Pero, mas allá de la peculiaridad de las ideas que exponen los emprendedores que acuden a Shark Tank, gran parte del éxito cosechado radica en el aporte didáctico que supone a nivel empresarial.

Aprender de los mejores emprendedores de Estados Unidos

Ver Shark Tank, aparte del entretenimiento que ofrece como espectáculo, permite al espectador aprender directamente de los mejores emprendedores de Estados Unidos, conocer las estrategias empresariales que funcionan y en qué fallan los concursantes.

Algunas de las lecciones que enseña el programa y que resultan muy útiles para los emprendedores  son:

  • Perfecciona tu Elevator Speech: Shark Tank es un fiel reflejo de las negociaciones reales entre emprendedores e inversores. En el primer contacto entre ambos es, sin duda, clave la explicación profesional breve de la idea de negocio, más conocido por el anglicismo Elevator Speech. Para que atrape la atención del interlocutor debe ser rápida, precisa, y directa. Explicar de forma precisa y rápida la idea, los beneficios, a quién está dirigido el negocio, por qué es importante, y sobre todo la propuesta de valor, en que se diferencia tu producto y qué le hace mejor. Si esta introducción va mal, es difícil convencer a tu receptor después.
  • Demuestra que has hecho los deberes y has estudiado el mercado antes de lanzarte a la piscina. Al fin y al cabo, sin clientes no hay empresa. Aportar datos sobre el mercado en el que pretendes competir consolidará tu proyecto o desmantelará su inviabilidad. Nadie arriesga por un proyecto que no le puede ofrecer ningún tipo de seguridad.
  • Los inversores de Shark Tank suelen hacer hincapié en lo insano que es para el futuro de una empresa comprar demasiadas existencias sin saber como van a responder los clientes, ni las ventas que habrá.
  • Emprender no es un camino fácil, es complicado conseguir una estabilidad y requiere mucho esfuerzo inicial. Por eso es necesario ser una persona apasionada por tu empresa. De lo contrario, es probable que las circunstancias superen tu paciencia y te rindas. Transmitir pasión y personalidad es un factor clave para atraer financiación externa.

Del programa se han hecho versiones en diferentes países, como Canadá, República Checa, Inglaterra, Finlandia, Polonia, Ucrania, México, y está prevista la emisión de una versión en Colombia. En España, actualmente, emiten Shark Tank, la versión americana, en el canal Mega los viernes a las 22.15 horas.

1 Comentario

Deja un comentario